Saltear al contenido principal
Reflexión – “La Cinta Al Revés”

Reflexión – “La cinta al revés”

Muchas veces al escuchar un casete viene a nuestra mente la idea de comprobar si en realidad contiene algún mensaje oculto en la parte opuesta y empezamos a buscar la forma de hacerlo, sin pensar que la cinta llegó a tus manos de tal forma que sólo pudieras escuchar la música.

Quizá esto pareciera no tener importancia, pero me atrevo a compararlo con la forma en que el humano mira al humano.

Cuando conocemos a alguien generalmente nos muestra su lado positivo y todas las virtudes que tiene para compartir con nosotros, sin embargo, nuestro corazón desconfiado empieza a buscar cualquier defecto, cualquier error que le sirva como pretexto para alejar a quien puede llegar a ser un gran amigo, y entonces juzgamos sin conocer, acorazamos nuestra alma y cerramos nuestros sentidos a la posibilidad de percibir las cosas lindas de la vida y sobre todo a vivir ese estado mental, espiritual y religioso que es la felicidad.

Nuestros ojos se cierran a la claridad y todo se vuelve oscuro, no encontramos en nada el soporte que aligere nuestro andar por la vida y perdemos la fe, y todo por querer encontrar lo malo, lo imperfecto donde quizá esas palabras nunca se han pensado.

Por eso hay que hacer caso a una frase muy acertada: «El que busca encuentra», por que puede suceder que en tu afán de escuchar la cinta al revés tanto en el casete como en las personas que te rodean encuentres solo desdicha y desamor a tu paso.

Y si te preocupa caer ante un mentiroso, deja ya de hacerlo, las personas que tienen el alma oscura dejan ver sus sentimientos tarde o temprano, solo deja que sea el tiempo quien te ayude a ver mejor y no temas a resultar lastimado pues así como existe la cinta al revés, existe la parte original, la pura que siempre estará contigo para curar tus heridas.

Comentarios

comments

Alberto González

Locutor de radio. Me encanta ver a la gente sonreír, por eso soy animador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba